Dirección y Gestión Empresarial: un programa de estudios innovador y vanguardista Parte I

Escrito por: Miguelina Franco,

Directora Escuela de Dirección y Gestión Empresarial UNIBE

Dirección y Gestión Empresarial un programa de estudios innovador y vanguardista

 




La orientación hacia la inversión productiva; clave del éxito empresarial

Por: Mariano E. Frontera Martínez

1 La orientación hacia la inversión productiva; clave del éxito empresarial




Los negocios y el uso de la tecnología

La satisfacción de los clientes está relacionada a la ventaja competitiva que las compañías puedan crear, por lo tanto, hacer un correcto análisis de todas las variables que intervienen en el posicionamiento de la empresa es fundamental. La aplicación de las nuevas tecnologías en la cadena de valor, es en la actualidad, una de las variables comunes en las competencias distintivas de las empresas.

La tecnología y el universo digital se han hecho parte de la vida cotidiana de las sociedades. Esto es un gran reto para las empresas que deben enfrentarse a nuevos competidores, aquellos que están  fuera de sus fronteras y al alcance de un clic de sus clientes.

Grandes imperios comerciales han sido afectados considerablemente (incluso al punto de la quiebra) por competidores que, haciendo uso de la tecnología, logran satisfacer mejor las necesidades de sus clientes. Estos competidores pueden ser corporaciones o pequeñas empresas, que sin importar su tamaño se convierten en grandes rivales. En este apartado podemos colocar a BlackBerry, quien fue hasta el 2010 la empresa líder en diseño y venta de Smartphones. Contaba con uno de los sistemas de seguridad más robustos, siendo el más deseado por los ejecutivos. Su conexión permanente a la red y su mensajería instantánea fidelizó un sinnúmero de clientes. Esta ventaja competitiva no permanente, hizo descansar a Blackberry en su éxito, desestimando la llegada al mercado del iPhone con sus productos innovadores y una pequeña aplicación, WhatsApp,  que sustituyó instantáneamente el BlackBerry Messenger.

Otro caso lo vemos con las aplicaciones BlaBlaCar y Uber que afectaron un sector que la revolución de las telecomunicaciones aún no había tocado, el transporte. Estas plataformas que enlazan los choferes con los clientes fueron acogidas por las clases media y media alta con acceso a la tecnología, que buscaban un transporte eficiente y justo, desplazando considerablemente el trasporte tradicional.

Estos escenarios demuestran que el mercado de hoy  demanda el uso oportuno de herramientas tecnológicas, un factor determinante para que las compañías puedan lograr una ventaja competitiva permanente. Esta ventaja se puede lograr estableciendo estrategias en el uso de la tecnología. Si comparamos las estrategias competitivas de Michael Porter y su relación con el uso de la tecnología, podemos identificar lo siguiente:

  • Diferenciación: La tecnología tiene un impacto positivo en las estrategias de diferenciación de la empresa. Permitiendo personalizar a la medida los pedidos de los clientes. También establecer medios de ventas online y comunicarte al instante con los interesados. Estos pueden ser factores diferenciadores y significativos para estar al frente de la competencia.
  • Costes: La tecnología permite la reducción efectiva de costes, cuando es aplicada correctamente en la cadena de valor. La automatización de procesos, control de inventario y la gestión de los recursos humanos, pueden administrarse a través de herramientas tecnológicas. Lograr una notable reducción de costes permitirá asignar mayores recursos al diseño de estrategias para ganar ventaja competitiva en la industria. Otro aspecto importante, es que el avance en los medios de telecomunicaciones permite a las empresas subcontratar profesionales en cualquier parte del mundo, pagando por el trabajo realizado. Esto permite ahorrar los costes marginales asociados a la administración del personal.

El impacto de la tecnología es, hoy en día, unos de los factores determinantes para establecer una ventaja competitiva duradera. Las empresas que se nieguen a aceptar esta nueva revolución y no cambien sus viejos paradigmas, tarde o temprano desaparecerán de la industria.

Autor:

Prof. Jeffrey Alain Rodríguez


 Sobre el autor:

Jeffrey Rodríguez es ingeniero industrial por la universidad INTEC. Especializado en Dirección Estratégica y Administración de Proyectos con Maestría en Administración de Empresas por  la Escuela de Organización Industrial (EOI), Madrid.  Es profesor de la Escuela de Administración de Empresas de UNIBE. Más de 10 años de experiencia el sector de producción y servicios, diseñando procesos, administrando proyectos y análisis estadístico. Actualmente labora en el sector bancario en la administración de proyectos y planificación estratégica.




Retos para la implementación de la escritura en el aula universitaria

foto profe Elba Cabrera

Por: Prof. Elba Tamaris Cabrera, Ma.Es, Escuela de Administración de Empresas

 


El ingreso al escenario universitario supone formar parte de una comunidad específica: la académica. Los estudiantes deben participar en todas las actividades del conocimiento y del lenguaje, el cual tiene sus características propias, generales y discursivas.

Surge, entonces, el concepto de Escritura a Través del Currículo (en la universidad y para las disciplinas). El movimiento “Escribir a través del currículo”, nacido en el medio anglosajón durante la década del 60, como resultado de investigaciones sobre la escritura de los escolares británicos, explica el concepto de que escribir es una forma de hacer propio el contenido de lo que se estudia al mismo tiempo que, permite internalizar los patrones comunicacionales propios de cada disciplina. Sostiene además, que la escritura es una herramienta fundamental para aprender y propone usarla más allá de las clases de Lengua Española. Escribir es un método para pensar.

Los estudiantes al aprender una asignatura, tomar apuntes y leer textos relacionados con la misma, adquieren un nuevo lenguaje y conocimientos que les permite elaborar una reinterpretación y asimilación de la información, y al final expresar lo aprendido a través de un escrito académico, más consistente y de mayor profundidad.

En el aula universitaria, donde imparto las asignaturas Gerencia Empresarial I y Gerencia II, enseñar a leer y escribir correctamente es un reto, pues los estudiantes consideran que saben hacerlo, aun desconociendo las prácticas discursivas propias de cada disciplina y por lo tanto el cómo leer y escribir en cada área del saber.

Asumen que las exigencias que hace el profesor en este sentido, deben hacerse en la clase de Redacción y otras asignaturas relacionadas, no en una clase propia de la disciplina que cursan. Se trata de mi propia vivencia, pues formo parte del grupo de profesores que participan en el proyecto “Escribir a través del currículo”, que ha puesto en marcha la Vicerrectoría Académica de nuestra universidad.

Este paradigma implica un mayor involucramiento del profesor con su quehacer docente, es decir, se hace necesario diseñar actividades en las que los estudiantes en cualquier asignatura, tengan la necesidad de escribir. Leer y escribir son capacidades que se van desarrollando al mismo tiempo que se aprenden y asimilan los contenidos de la asignatura. No solo es enseñarles unos contenidos, también es enseñarles a pensar, investigar y presentar, (siguiendo el estilo APA, el cual fue escogido por nuestra universidad para el área de negocios) no solo sus propias ideas, sino argumentos, datos, tomados de otras fuentes, fruto de sus investigaciones.

(El estilo APA – American Psychological Association – , está generalizado en el ámbito de la Psicología, educación, ingeniería o en el entorno empresarial, y contiene directrices para la presentación de documentos o textos, desde la determinación de la autoría, hasta la construcción de un cuadro para evitar el plagio y para la precisión en las referencias consultadas).

Es muy importante animar a los estudiantes a persistir, pues aprender a escribir requiere de mucha práctica. Si se les explica para que nos involucramos en dicha actividad, muchos de ellos, reconsideran su actitud y los resultados obtenidos son dignos de ser publicados en cualquier revista científica.

Hemos descubierto en el aula, las habilidades de nuestros estudiantes frente a la escritura. Es un trabajo arduo y no muy simpático, pero vale la pena. Por lo tanto, las tareas de escritura y las diversas formas de hacer lluvia de ideas en el papel, motivan a los estudiantes a usar la escritura como una herramienta de aprendizaje. Tal vez, sin darse cuenta, pues solo se aprende a escribir, escribiendo.


 

Breve perfil profesional de la autora:

Licenciada en Contabilidad por la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Diplomado en Recursos Humanos, Maestría en Educación Superior y Diplomado en Modelo Educativo por la Universidad Iberoamericana UNIBE.

Ha ocupado posiciones gerenciales y administrativas en Diproneca C. Por A. y Grupo Hilary Mayol. Ha realizado asesorías empresariales en las áreas de elaboración de manuales de procedimientos, capacitación a colaboradores y estructuración de departamentos de recursos humanos, a las empresas Moto max, Pastas Dominicanas, Agroindustria del Valle, Tecno-Offix, Comercial Interamericana y Radio Cadena Hispanoamericana.

Ha impartido cursos y talleres al sector empresarial en las áreas de: dirección estratégica de personal, supervisión de personal, habilidades gerenciales para asistentes administrativos y seguridad social y legislación laboral. Las empresas son: Profamilia, Partners-Ogilvy, Baldom, Arbaje Sony, Decobuffet, Coca Cola, Hotel Punta Cana.

Es docente universitario de las asignaturas: Gerencia de Recursos Humanos, Gerencia Empresarial, Seguridad Social y Legislación Laboral y Ética. Ha impartido docencia en la Universidad Iberoamericana UNIBE, INFOTEP, Psicología Industrial Dominicana, UNNATEC, UNICDA.

Es articulista de la revista UNIBE INFORMA y del Boletín semestral de la Escuela de Administración de Empresas de UNIBE. Es columnista del Periódico Listín Diario.

Ha recibido reconocimientos a la labor docente en la Universidad Iberoamericana UNIBE, en los años 2005 y 2011. Fue ganadora del 6to certamen literario para personal docente y administrativo UNIBE 2014, mereciendo el primer lugar en la categoría de ensayo con la composición “el comportamiento organizacional y la ciudadanía docente”.

 

 




El reto de incorporar las estrategias tecnológicas en la enseñanza

Por: Rafael Vargas, docente de la Escuela de Administración de Empresas


La educación a través del tiempo ha puesto énfasis en algún valor primordial que confirió sentido al educar. Los griegos educaron para la razón (logos); los romanos, para el orden; la edad media, para la santidad; el renacimiento para la individualidad; los tiempos modernos, para la productividad. En términos actuales, diríamos que estos grandes tópicos constituyeron el currículo oculto de cada época, razón por la cual, en el tiempo que nos corresponde vivir y protagonizar como educadores, surge la pregunta ¿de qué herramientas pudiéramos valernos para seguir impulsando el bienestar y la calidad de vida de los miembros de nuestra sociedad?

Cada vez más las TIC se reafirman como un área de gran importancia en la gestión y funcionamiento de las IES. Son un medio fundamental que ayuda a la creación de valor y al avance de la sociedad; y el retraso en su incorporación en las IES puede tener consecuencias negativas cuando se intente potenciar la calidad, la productividad y la eficiencia.

Como docente puedo testimoniar sobre el progresivo apoyo de los responsables de la gestión universitaria en UNIBE, tomando conciencia de esta situación y asumiendo el protagonismo en el uso adecuado de las TICS en las labores diarias de gestión, investigación y sobre todo en la formación. Impulsando el desarrollo de muchos servicios de valor añadido como portales web (Portal docente, Espacio docente), portal de servicios (Solicitudes de servicios en línea), Áreas de Apoyo Técnico (Depto. de Tecnología Educativa) los sistemas de información analítica (Intranet), y sobre todo las plataformas de Enseñanza (Aula Virtual), entre otros.

Es evidente que las TICS cada vez continuarán tomando más importancia en la sociedad, y debemos aceptar que es algo que vino para quedarse, además que evoluciona todo a su alrededor a una velocidad nunca antes vista, y en las Universidades se agudiza más por la importante cuota de responsabilidad en la formación e innovación que les corresponde.

Mi experiencia es que Inicié el proyecto de E-learning por obligación como buen agente negado a cambiar, ya que me había formado, trabajado e impartido docencia siempre desde mi paradigma anterior, muy bien encerrado en mi zona de confort y como un simple escucha pasivo participando en las charlas y tomando los cursos sobre la utilización de dicha web ofrecidos por las autoridades de mi escuela, y el área de Tecnología Educativa en particular. Todavía tomando los cursos y entrenamientos no estaba tan convencido hasta que la Lic. Miguelina Franco, Directora de la Esc. De Administración de Empresas me dijera “Iniciamos el próximo semestre semipresencial” y eso fue todo… Grabé videos explicando el material académico, subí videos de reflexión relacionados con clases, plantillas pedagógicas en PowerPoint, preparé cuestionarios virtuales, desarrollé foros, aprendí a usar video conferencias, programé el chat y para no cansar mucho le puedo decir que fue un trabajo arduo y que tuve que modificar el sílabo de arriba abajo pero valió la pena; ya que no tuve que llevar un papel más a mi casa, ni en mi vehículo y los estudiantes todo el tiempo tenían control de sus calificaciones y lo mejor de todo es que esto se hace a gran escala solo una vez… Sinceramente al final de ese semestre me di cuenta que las ventajas eran muy superiores y que no volvería jamás a mi anterior paradigma, jamás!!!.

Ahora debemos estar claros en algo, aunque se percibe frecuentemente como una herramienta para facilitarle la vida al docente, este no es su fin último. Ya que como docente debemos enfrentar muchos retos nuevos, como una gran inversión de tiempo (tanto en organización como de control de todo cada semana) debemos tener al menos unas competencias tecnológicas mínimas, requiere que los estudiantes tengan y sino entonces desarrollen un aprendizaje autónomo con un seguimiento cerrado del profesor, de igual modo algunos estudiantes presentarán resistencia y querrán siempre un sistema tradicional conductista entre muchas otras cosas más.

A mi regularmente me funciona mantener una comunicación constante con mensajes vía el aula virtual al menos dos veces por semana, recordándoles las tareas, dándoles recomendaciones puntuales de cómo realizar cada actividad, avisándoles de fechas límites, contestándoles sus inquietudes por email y en los foros abiertos, entre otros. Es decir, crearles el hábito de que ellos encuentren en el docente una persona que estará atento de que muchas de sus inquietudes serán respondidas en un tiempo prudente para que estos puedan ejecutar sus pendientes. Les aseguro que esto me funciona muy bien ya que después de la 4ta semana, ya todos los alumnos hacen sus actividades a tiempo y no se les pasa las fechas estipuladas pues crean su rutina.

No todo tiene que ser por escrito, por lo que les recomiendo también apoyarse en videoconferencias y programar días para dar sesiones de clases las cuales son imprescindibles que sea el profesor que las explique o también como foro abierto para responder dudas directamente de trabajos de alta complejidad o finales. Funciona muy bien el programa anymeeting el cual está disponible de forma gratuita en www.anymeeting.com y pueden subir todos los link de la videoconferencia al aula virtual.

En concreto el e-learning en UNIBE es y debe seguir siendo un área de máxima importancia debido a que está directamente relacionado con la formación, que es el principal motivo de ser de la Universidad. Así, sociedad y educación conforman un dúo altamente correlacionado y dinámico: el cambio de uno conlleva al cambio del otro, y en igual dirección.

 


Breve perfil profesional del docente:

Rafael Vargas es consultor y docente universitario  en las áreas de Administración Estratégica, Administración de Proyectos y Presupuesto Empresarial. Cuenta con un Master en Administración Estratégica (MBA) y un Master Internacional en Gestion Universitaria (MIGU) de la Universidad de Alcalá de Henares, España. Recibió su grado de Licenciado en Administración de Empresas en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y actualmente es Director del Departamento de Planificación y Desarrollo Institucional de la Universidad Iberoamericana, UNIBE.




Enseñar valores en el aula: un deber de todo docente de UNIBE

Por: Pedro Moisés Gómez, docente de la Escuela de Administración de Empresas.
 
 
 

Es un verdadero privilegio el que tenemos como docentes de estar durante 14 semanas enseñando y transfiriendo conocimientos a una generación de profesionales que se forman porfesionalmente bajo nuestra responsabilidad.

 Pero, ¿sólo se trata de eso?, ¿se trata únicamente de aportar lo que sabemos y lo que hemos aprendido a nuestros alumnos? Estoy convencido de que no. Creo firmemente que esta oportunidad no debe limitarse a la docencia como tal, estoy seguro de que esta  generación debe ser marcada por una transferencia de valores que sirvan como fundamento para todas las áreas de sus vidas.

No es secreto para nadie que nuestra sociedad se encuentra sumergida en una crisis de valores, una sociedad que le llama a lo bueno malo y a lo malo bueno, que promueve los anti valores y peor aún, vemos una generación que abraza esta tendencia y las hace parte de sus vidas, la manera de pensar y de actuar de esta generación está siendo permeada por anti valores, esto es evidente en nuestras aulas, vemos jóvenes que irrespetan a las autoridades, que irrespetan a sus padres, que valoran a su compañero por lo que tienen y no por lo que son, otros quieren hacer dinero a cualquier costo, muchos hacen fraudes en sus exámenes y luego celebran sus notas como si realmente las hubiesen obtenido honestamente, todo esto y más sucede en nuestras narices.

 La pregunta es: ¿Qué estamos haciendo como docentes con estos estudiantes que tenemos en nuestras aulas?, ¿Qué aporte (además del intelectual) estamos haciendo a esta generación?, ¿será, que como docentes no nos importa?, o será que aplaudimos lo mismo que la sociedad aplaude, quizás usted dirá, a mí no me pagan por eso, yo sólo voy a enseñar y a cumplir con el sílabo y ¡ya!, pues creo que no, creo que nuestro rol al frente de las aulas es un rol que va más allá que enseñar una materia particular, creo que nuestra manera de actuar y de pensar es una manera de enseñar, a veces sin decir una sola palabra estamos mostrando mostramos lo que creemos y como pensamos.

 Nuestra posición al frente de esta generación nos permite influir, y compartir los valores que se lleven en la mochila de sus vidas.

 Los valores son el fundamento que sostiene la vida de una persona a la hora de tomar decisiones, son una brújula que sirven para orientar y conocer cuales cosas verdaderamente son importantes, relevantes y valiosas, los valores son absolutos y sólo pueden descansar en una verdad absoluta, en una persona que no cambia, la fuente de los valores es Dios y lo encontramos en la Biblia.

Hago una llamado a comprometernos y a que seamos intencionales en promover y modelar los valores en nuestras aulas, aprovechemos nuestro tan importante rol pedagógico, incorporando, y promoviéndolos, estos son pilares básicos y necesitan la participación de toda la comunidad educativa en forma coherente y efectiva.

Dios nos ayude a ser docentes que marquen las vidas de esta generación, no solamente por los conocimientos que ellos adquirirán en 4 años de estudio, sino que sean marcados por valores que serán usados en cualquier campo de trabajo y durante toda su vida.

 

Breve perfil profesional del docente:

Pedro Moisés Gómez, egresado en el área de administración de empresas,(INTEC), Maestría en Gerencia y productividad, Post-Grado en Alta Gestión de empresas, Certificado en Coaching Personal por el “IAC Coaching Masteries, Certificado en liderazgo avanzado, (Haggai Institute, Singapur), Certificado como facilitador de la formación profesional (INFOTEP), docente UNIBE desde el 2007, impartiendo la asignatura de Dirección Estratégica y asesor de contenido para proyectos finales de planes estratégicos,  ha estado vinculado en el campo de la consultoría desarrollando planes estratégicos, alineación y reorganización empresarial, tanto para el sector publico como privado, actualmente se desempeña como Director de Planificación y Desarrollo de la Oficina Presidencia de Tecnologías de la Información y Comunicación. (OPTIC).

 Es productor y conductor del programa radial cristiano, “Ahora Podemos Hablar”, que se trasmite cada jueves a las 8:00pm por Pura Vida (92.9 FM), conferencista por mas de 10 años, Socio Consultor de MOTIVATE RD (www.motivaterd.com) , se encuentra casado con Betsy Torres con quien ha procreado 2 hijos, Josué de 5 años y Samuel de 2 años.