Estudiantes de IC de UNIBE serán capacitados en el Diseño de Estructuras Presforzadas

Escrito por: Ing. Pavel Mora, Msc.

 

Estudiantes de IC de UNIBE serán capacitados en el Diseño de Estructuras Presforzadas




Asesoría Académica Como Estrategia en el Proceso Enseñanza-Aprendizaje de la Educación Superior

Jhony-Cabrera
Por: Jhony Cabrera, docente de la Escuela de Ingeniería Civil

Asesoría académica como estrategia en el proceso enseñanza-aprendizaje de la educación superior

Hoy día no es un secreto para nadie, que en las aulas universitarias se exigen competencias duras, tanto para el docente como el alumno, donde la transferencia y captación de conocimiento parecerían insuficiente en la enseñanza y el aprendizaje de la época, dando lugar, de forma ineludible, el empleo de asesoría académica como estrategia de mejora en la calidad de la educación superior.

 

Según el proyecto Sócrate-Erasmus ¨Tuning Educational Structures in Europe¨ (Gonzáles y Wagenaar, 2003) el papel fundamentar del profesor debe ser el de ayudar al estudiante en el proceso de adquisición de competencias, abarcando el proceso de competencia tres ámbitos claramente definidos: lo que el alumno va a ser capaz de CONOCER (área académica), lo que el alumno va a ser capaz de HACER (habilidades y destrezas) y lo que el alumno va ser capaz de SER (actitudes y responsabilidades).

 

Evidentemente, estos planteamientos son de transformación en la actividad del docente, pasando de lo pasivo a una idea activa focalizada en el aprendizaje del alumno, es decir, lo que él será capaz de conocer, de hacer y las actitudes que el mismo alumno va adoptar aprendiendo de forma autónoma a lo largo de toda su vida.

 

Además, se persigue como competencia general que el alumno sea capaz de aprender de una forma autónoma, convirtiéndose así en el verdadero protagonista de su propio aprendizaje, por supuesto con la guía del docente.

 

La Asesoría Académica constituye una estrategia fundamental que da respuestas a estas exigencias, y que puede potenciar la formación integral del alumno, es decir, que desarrolle valores, actitudes, habilidades, destrezas y aprendizaje significativo. Además que constituye, sin dudas algunas, un recurso de gran valor para facilitar la integración del joven estudiante en la vida universitaria en los ámbitos académico, organizativo, administrativo, profesional y cultural; mejorar sus habilidades de estudio y trabajo, aumentar el rendimiento de los estudiantes, disminuir los índices de reprobación y atraso del alumno, disminuir las tasas de abandono de los estudios y mejorar la eficiencia académicas, orientar y asesorar en la toma de decisiones en relación con su futura labor profesional, fomentar en el alumno actitudes positivas sobre su desarrollo profesional, y cumplir con el objetivo de responder a las demandas sociales con más y mejores egresados que, al mismo tiempo, puedan lograr una incorporación exitosa al mercado de trabajo.

 

En este sentido el docente de educación superior pasa de ser un transmisor del conocimiento, en un facilitador, orientador, tutor o asesor académico del alumno, con el propósito que alcance una formación que le prepare para un desenvolvimiento acorde con su proyecto de vida.

 

La Asesoría Académica es una realidad a nivel internacional, alcanzando en los últimos tiempos un papel destacado, siendo considerada una estrategia de mejora de la calidad de la enseñanza donde se pone de manifiesto la figura del profesor asesor o tutor del alumno universitario.

 

El desarrollo de un Plan de Asesoría Académica con alumnos universitarios implica:

 

  • Una atención personalizada a los jóvenes estudiantes, globalmente considerado, en todos sus aspectos y necesidades (intelectuales, sociales, académicas, personales).
  • Transmisión de información, orientación, asesoramiento (académico, personal, social y vocacional) de los jóvenes estudiantes.
  • Atención a cualquier problema o ámbito; intelectual, afectivo, social, familiar, profesional.
  • Aceptación mutua docente-alumno.
  • Transmisión de valores, actitudes y estilo de la institución.

 

En estas intervenciones personalizadas los protagonistas principales, el alumno y el docente asesor. La asesoría académica como estrategia en el proceso de enseñanza y aprendizaje experimenta resultados positivos en todas direcciones; favoreciendo la integración en el ámbito universitario, la motivación, la orientación y el rendimiento académico de los alumnos involucrados; hace reflexionar al alumno y tomar conciencia sobre sus propios estudios y las estrategias empleadas para llevar a cabo la planificación del estudio y la realización de los trabajos demandados; el contacto directo con los alumnos favorece la sinceridad y confianza de los mismos hacia el asesor académico, lo cual beneficia el desarrollo académico y personal de los propios alumnos; es un medio adecuado para inculcar valores positivos a los alumnos relacionados.

Referencias:

Lorenzo, O. y Heinsen, M. (2013). Plan de Actuación Tuturial, Asesoría Académica Intervenciones y Análisis. República Dominicana: UNIBE Editorial.

Mirón, C. (2008). Accion Tutorial con Alumnos Universitarios. Melilla: ADHARA Ediciones. Pags 17-111.

 


Breve perfil profesional del autor:

Ingeniero electromecánico mención eléctrica egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Cede Central. Realizó maestría en Energías Renovables en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y en colaboración con la Escuela de Organización Industrial EOI- España se le otorgó el titulo de Master Executive en Energías Renovables. Asociado a la Compañía de ingenieros B & P SIEM. PCN en energía de los proyectos Eucarinet de la Comisión Europea, en la República Dominicana. Docente de las Escuelas de Ingenierías, del área de Ciencias Físicas, y Coordinador del Centro de Investigación Energética Aplicada (CIENA) de la Universidad Iberoamericana UNIBE. Fue catedrático de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. Ha realizado más de una docena de cursos relacionados con el área eléctrica, académica y científica.




Misión de la educación superior

docente
Por: José Francisco Comarazamy, docente de la Escuela de Ingeniería Civil

Misión de la educación superior

La educación superior en nuestro país se enfrenta a desafíos y dificultades complejas. Entre éstos figuran la financiación, la igualdad de condiciones de acceso a los estudios, mejor capacitación del personal, la calidad de la enseñanza, la pertinencia de los programas y el establecimiento de acuerdos de cooperación.

 

Siendo el conocimiento la materia prima esencial para el desarrollo de la nación, la educación superior y la investigación forman hoy en día parte fundamental de nuestro desarrollo cultural y socioeconómico.

 

Por ese motivo, nos permitimos señalar, que la educación superior debe emprender una alta transformación y renovación, de forma que pueda enfrentar el papel que hoy día tiene que desempeñar, en el contexto de un mundo sujeto a constantes y rápidos cambios.

 

El Director General de la UNESCO, Profesor Federico Mayor, refiriéndose al proceso de cambio y desarrollo de la educación superior, señala que “en virtud de los nuevos desafíos a que debe hacer frente, tiene que replantearse su cometido y su misión, definir y establecer nuevas prioridades para el futuro”.

 

 Tras una década de estancamiento, la década perdida, nuestro país muestra signos de recuperación económica, a pesar de que más del 50% de nuestras exportaciones deben ser destinadas al servicio de la agobiante deuda externa.

 

Para que la sociedad contemporánea pueda trascender a los problemas ocasionados por una alta polarización distributiva,  violencia, corrupción, irrespeto, falta de moral, en fin crisis de valores, la educación superior debe realizar cambios y asumir dimensiones de moralidad y espiritualidad más firmes.

 

Según la UNESCO, tres son los desarrollos claves de la educación superior, durante el último cuarto del siglo pasado: a) la expansión cuantitativa, b) la diferenciación de las estructuras institucionales de los programas de estudio y c) las restricciones financieras. Así mismo, señala que hay tres aspectos claves que determinan la posición estratégica de la educación superior en la sociedad nuestra: la pertinencia, la calidad y la internacionalización.

 

  1. Expansión cuantitativa. La tasa bruta de escolarización superior ha aumentado. En la composición de la población estudiantil aparecen nuevos grupos de edades, nuevas demandas educativas y la matrícula femenina se ha incrementado notablemente, superando a la masculina en varias disciplinas y en la matrícula total.
  2. Diferenciación de las estructuras institucionales de los programas de estudio. La uniformidad de los programas de estudio de las diferentes carreras, para todas las universidades es uno de los desafíos que tenemos que afrontar.
  3. Restricciones financieras. Se han vuelto perjudiciales para el funcionamiento general de la educación superior, afectando su calidad y dificultando las tareas de investigación. La ley 139-01 establece en su artículo 90, que en el financiamiento de, la educación superior, la ciencia y la tecnología deben participar el estado y el sector privado, correspondiéndole al estado financiar la educación pública y contribuir con el financiamiento de la privada; reconociendo el derecho de la educación superior estatal a una asignación no inferior al 5% del gasto público. Además de esos tres debemos señalar, la multiplicación y diversificación de las instituciones y el incremento del personal docente y de los graduados. En la actualidad funcionan 35 universidades y 5 institutos técnicos de estudios superiores. De las 40 IES, 27 tienen su sede en la ciudad de Santo Domingo, 9 en la región norte, 3 en la región sur y 1 en la región este.

 

En el contexto antes señalado, los puntos claves que se presentan en la educación superior dominicana son la pertinencia, la calidad y la equidad.

Pertinencia. Las funciones de la pertinencia son la docencia, la investigación y la extensión. “Ser pertinente es estar en contacto con las políticas, con el mundo del trabajo, con los demás niveles del sistema educativo, con la cultura y las culturas, con los estudiantes y profesores, con todos, siempre y en todas partes.” Así considera la UNESCO la pertinencia.

 Creemos que la pertinencia de la educación superior dominicana, implica adaptar sus propósitos a las necesidades y limitaciones del entorno nacional.

 Calidad. Existe  una preocupación generalizada en el país sobre la calidad de la educación superior. La falta de calidad es denunciada por la sociedad civil y por el sector productivo. La preocupación por la calidad adquiere singular relevancia en función del papel central del conocimiento en la sociedad actual y de los fenómenos de la globalización y la competitividad internacional.

Equidad. Pese al extraordinario crecimiento cuantitativo de la matrícula, no se ha dado una auténtica democratización en cuanto a las oportunidades de acceso, permanencia y posibilidades de éxito para todos los sectores sociales, en un plano de igualdad y en función de los méritos respectivos, tal como lo proclama la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La tasa de escolaridad en este nivel se sitúa cerca del 20%.

La misión de la educación superior es educar, formar y realizar investigaciones. Amparada en la ley 139-01, la Secretaría de Estado de Ecuación Superior, Ciencia y Tecnología es la responsable de liderar, establecer, desarrollar, regular, evaluar y administrar el sistema nacional de educación superior, ciencia y tecnología para alcanzar estándares de calidad y excelencia que propicien el desarrollo sostenible.

 En apretada síntesis, señalaremos que la misión clave de la educación superior dominicana es contribuir al desarrollo sostenible y al mejoramiento del conjunto de la sociedad mediante:

  1. La formación de diplomados altamente calificados que sean, a la vez, ciudadanos participativos, críticos y responsables.
  2. El impulso del aprendizaje permanente.
  3. La promoción, generación y difusión de conocimientos por medio de la investigación científica y tecnológica.
  4. La capacitación del personal docente.

 

 La educación superior dominicana debe jugar un papel clave para promover la capacidad de innovación, la creatividad y la solidaridad.

 Se necesita una nueva filosofía política, social y económica, que desarrolle nuevos paradigmas que hagan más real la aproximación a la libertad, igualdad y solidaridad entre los hombres. Pero la universidad no debe descuidar sus niveles académicos ni su misión esencial, que es la búsqueda del saber y la verdad.

 


Breve perfil profesional del autor:

Ingeniero Civil egresado de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, en el 1981. Estudió Lengua y Civilización Francesa en La Sorbona, Universidad de París. Presidente de la Compañía Comarazamy & Ariza, Ingenieros Asociados, S.A.

Fue catedrático de la Universidad Central del Este (UCE) y de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU). Publicó el libro “Materiales de Construcción”, texto de esa asignatura en varias universidades. Realizó la maestría en Educación Superior en UNIBE.




El coaching como herramienta innovadora en la educación superior

Por: Marcia Sosa, docente de la Escuela de Ingeniería Civil

El coaching como herramienta innovadora en la educación superior

 Ante todo, debemos preguntarnos, que es el Coaching? El término Coaching no forma parte del diccionario de la  Real Academia Española (RAE), el mismo se refiere a un proceso interactivo que permite a un coach (entrenador) asistir a su coachee (el cliente que percibe el Coaching) a conseguir lo mejor de sí mismo. Su origen se remonta a Sócrates, el cual ayudaba a otros, a descubrirse a través del arte de hacer preguntas, de aquí uno de los pilares del Coaching: el uso de las preguntas para la adquisición de los conocimientos.

 

El  Coaching ha tenido un gran auge en los últimos años, desarrollándose diversos tipos a través del tiempo. Entre ellos podemos encontrar, por ejemplo, el llamado Coaching coactivo, que es aquel que se centra de manera fundamental en la relación que se establece entre el entrenador y el propio cliente. El Coaching ejecutivo se aplica en personas con poder y liderazgo dentro de una organización; el Coaching empresarial se ocupa de personas en ambientes profesionales y de trabajo, y el Coaching deportivo (tal vez el más conocido popularmente y en donde se originó el concepto) atiende atletas que desean mejorar su desempeño.

 

Sin restarle utilidad al modelo educativo predominante, basado en lecciones magistrales y expositivas, la educación superior actual, siguiendo los avances de un mundo globalizado, apuesta a un docente que asuma el rol de guía y transmisor de conocimientos, en donde se motiva el aprendizaje significativo  y análisis crítico, y en donde el estudiante elabora su propio conocimiento. El Coaching como herramienta innovadora en la educación superior, busca un aprendizaje individualizado, en donde el alumno aprende de su propia experiencia y conocimiento, se enfoca claramente en los individuos, en sus sueños y metas, a través de la utilización de sus habilidades y recursos propios. Este se basa en un proceso de comunicación en el cual el coach (docente) ayuda al coachee (alumno) a mejorar su rendimiento, enfocándose en lo que “él quiere ser”, sin tomar en cuenta lo que “él es” o lo que “él fue”.

 

Entre las cualidades que se le exige a un docente, para poder cumplir con éxito su papel de coach, está el poder de observación y análisis de la conducta y pensamientos del estudiante, para después lograr que tome conciencia sobre los efectos de sus decisiones. Saber cuál es la meta a alcanzar, determinar cómo dirigirse hacia ese objetivo y evaluar el camino elegido para ratificar o modificar las actuaciones. La herramienta principal del coach son las preguntas que le formula al estudiante, para que éste descubra sus posibilidades y realice acciones de cambio que le acerquen a sus metas. El proceso de Coaching está soportado en tres ideas básicas: Primero, lo que el estudiante realmente desea y en cómo conseguirlo; segundo, la estimulación a conocer sus valores y vivirlos en el logro de sus objetivos; y tercero, el coach cuestiona las creencias limitadoras que impiden al estudiante  conseguir sus objetivos y a vivir sus valores. La relación coach-coachee se construye bajo el pilar de la confianza mutua, es un proceso que estimula el aprendizaje a través de preguntas que llevan a la reflexión.

 

Es un estilo de liderazgo, ya que un buen líder debe estar al servicio de su gente, ayuda a las personas a identificar sus fortalezas y oportunidades de mejora, y colabora a ligarlas con sus objetivos y aspiraciones. El líder coach (docente) es el que garantiza que cada uno de sus estudiantes conozca qué se espera de ellos y genera un real compromiso en la mejora de su desempeño, es el articulador de los contenidos, estrategias didácticas, infraestructura tecnológica  y recursos educativos, orientado a que el estudiante pase a ser el centro del proceso de aprendizaje. Utilizan al Coaching para la búsqueda de  sus propias soluciones, en lugar de darles siempre instrucciones detalladas acerca de qué y cómo hacer cada cosa, en donde los errores se perciben como oportunidades de aprendizaje.

 

El Coaching se considera como metodología dado que se integran diferentes estrategias, donde el aprendizaje se genera de manera  individual y en equipo, desde la propia reflexión de los hechos. Este está enfocado dentro de los modelos educativos constructivistas, si tomamos en cuenta que el Coaching se basa en la acción propia del educando y el autodescubrimiento.

 


Breve perfil profesional de la autora:

Es graduada de Arquitecta en la Universidad Iberoamericana, UNIBE. Realizó en el 2003 la Maestría en Educación Superior en la Universidad Iberoamericana, UNIBE. Ha participado en múltiples cursos, talleres y diplomados relacionados con su área y la educación. Tiene a su cargo las materias de Geometría Descriptiva y Dibujo, Dibujo Arquitectónico y Arquitectura e Informática. Es parte del cuerpo docente de UNIBE desde el año 2011.




Los colores de mi ciudad

Por: Arq. Marcia Rafaela Mota Sosa, docente de la Escuela de Ingeniería Civil.

Existe una relación directa entre identidad cultural y educación, ya que el estudiante se forma a partir de su entorno, de lo que se va apropiando al ir aprendiendo con las relaciones que establece en familia, amigos y comunidad. La identidad cultural es necesaria para que desarrollen el aprecio sobre su cultura y que la enseñanza sea contextuada e incorporen de manera integral valoraciones sobre lo nacional e internacional en su profesión.

 

La Escuela de Arquitectura llevó a cabo una exposición fotográfica en el mes de Octubre como parte de las actividades del “V FESTIVAL CULTURAL UNIBE 2014” bajo el lema: Detallando mi ciudad a través del lente. El mismo estaba orientado a resaltar el valor de nuestras ciudades dominicanas y de nuestra identidad cultural a través del lente de sus habitantes, en donde las imágenes presentarían el sentir de nuestra comunidad académica en torno al espacio que habita.

 

La Facultad de Ingeniería dijo presente en esta exposición, representada por la docente Arq. Marcia Sosa. El tema escogido fue la ciudad de Samaná por la belleza de sus viviendas, las cuales generalmente combinan la madera con el bloque de hormigón, la mayoría edificadas durante el siglo XX.

 

En El Limón es más frecuente localizar las casas tradicionales de madera de palma, pintadas en colores muy llamativos, siendo el amarrillo y el azul los más utilizados, rodeadas de hermosos jardines que realzan aún más su belleza.

 

Se puede observar en Samaná una arquitectura rica en ornamentos, juegos de techos, casas sobre pilotillos y tragaluces, todas ellas con tendencias victorianas de principios del siglo XX, aunque también podemos observar en esta provincia influencia afroamericana y templos con el clásico estilo eclesiástico.

 

Por sus extensas montañas verdes, grandes y hermosas playas con aguas color turquesa, Samaná es considerada una zona repleta de exuberancia y gran variedad de atracciones naturales que la convierten en un paraíso natural, digna representante de nuestra identidad cultural.

 


Breve perfil profesional de la docente:

Es graduada de Arquitecta en la Universidad Iberoamericana, UNIBE. Realizó en el 2003 la Maestría en Educación Superior en la Universidad Iberoamericana, UNIBE. Ha participado en múltiples cursos, talleres y diplomados relacionados con su área y la educación. Tiene a su cargo las materias de Geometría Descriptiva y Dibujo, Dibujo Arquitectónico y Arquitectura e Informática. Es parte del cuerpo docente de UNIBE desde el año 2011